Miso: el alimento de los dioses japoneses

Sopa miso

Miso: el alimento de los dioses japoneses

Hoy queremos hablar del miso, un ingrediente que cada vez es más popular al hablar de cocina. Los japoneses lo consideran como uno de los mejores productos que pueden consumirse para asegurar salud y longevidad. Aunque tiene origen en China, fue extendido a Japón en el siglo VIII y desde entonces forma parte de la dieta nipona tanto en la comida, cena y especialmente en el desayuno.

Producto estrella

El miso es una pasta que se origina a partir de la soja fermentada con sal marina. Existen distintos tipos de miso dependiendo de la duración de la fermentación. A mayor duración, más intenso será el sabor.

Beneficios

El ingrediente principal del miso es la soja, un alimento rico en proteínas pero de difícil digestión por nuestro organismo. Sin embargo, en el proceso de fermentación del miso la soja se desintegra, lo que facilita su asimilación.

Entre sus propiedades beneficiosas para la salud se encuentran las siguientes:

  • Ayuda a controlar el colesterol
  • Favorece la flora intestinal
  • Detoxificante natural
  • Poder antioxidante
  • Elimina la acidez del organismo ya que es un alimento alcalino
  • Alivia los síntomas de la menopausia
  • Previene la hipertensión
  • Ayuda a reducir las alergias
  • Fuente de fibra y proteínas
  • Ayuda a mantener una piel joven debido al ácido linoléico

 

Preparación

El miso es un plato muy saludable que aporta un extra de sabor en la elaboración de carnes, arroces, pastas, mantequillas, patés o incluso como plato en sí. Para elaborar una rica sopa de miso sólo hace falta agregar agua a la pasta de miso e ir incorporando ingredientes al gusto como cebolla, calabacín, calabaza, setas, zanahoria, tofu o distintas algas.

 

Ahora que conoces el miso, sus beneficios y esta sencilla receta de cómo prepararlo, no tienes excusa para incluirlo en tu dieta diaria.  ¡Atrévete a probarlo y cuéntanos qué efectos observas en tu salud!