Remedios naturales para una piel perfecta

Remedios naturales para una piel perfecta

Una piel luminosa, hidratada y sin imperfecciones es el sueño que toda mujer desea conseguir. Como bien sabrás, la piel es el reflejo de nuestra salud, y por ello muchas gastamos altas cantidades de dinero en tratamientos de belleza con efecto lifting en un primer momento y que con el transcurso de los días acaba por desaparecer. Son muchos los factores como el tiempo, el sol, el frío, la polución o los cambios hormonales los que nos provocan acné, rojeces o manchitas, y hacen que no sea tarea sencilla lograr ese equilibrio que deseamos para lucir una piel limpia y saludable.

Por ello a continuación te presentamos unos sencillos remedios naturales que te ayudarán a mejorar el aspecto de tu piel y a que esta luzca deslumbrante. ¡Toma nota!

 

  • Miel – La perfecta aliada

La miel es un ingrediente natural muy hidratante con propiedades anti-bacterianas que ayudan a prevenir infecciones. Por ello, en lugar de utilizar lociones limpiadoras o agua y jabón para deshacerte de las impurezas del rostro, te aconsejamos que apliques un poco de miel a modo de mascarilla dejándola actuar hasta que se seque y puedas retirar con agua tibia. Así conseguirás una piel radiante y mucho más hidratada en muy poco tiempo.

  • Exfoliar sinónimo de pureza

Los función de los exfoliantes no es dejar un piel con rojeces sino ayudar a mantener un rostro sano, limpio y libre de impurezas, destapando los poros y activando de nuevo la circulación.

Puedes preparar un exfoliante sencillo y natural a base de azúcar moreno y el jugo de medio limón. Mezcla hasta formar una pasta que deberás aplicar en el rostro durante por lo menos cinco minutos. Aclara con agua tibia y verás los resultados.

En caso de tener una piel sensible te recomendamos sustituir el limón por aceite de coco, otra excelente opción para lucir una piel perfecta.

  • Papaya – La vitamina que come tu piel

La papaya es una de las frutas infalibles para mejorar la textura de la piel y mantenerla clara y sin manchitas, ya que contiene propiedades blanqueadoras naturales que ayudan a reducir las cicatrices e imperfecciones del rostro.

Un truco es cortar un trozo de papaya en trocitos pequeños, añadirle una cucharadita de miel y machacar hasta formar una pasta. Aplica en el rostro y deja actuar media hora hasta retirar con agua tibia.

  • Tónico natural de Té Verde

Los tónicos son una buena opción para mantener una piel limpia y fresca. Puedes utilizarlos a diario para activar la piel y cerrar los poros. Al igual que los exfoliantes caseros, también es posible preparar un tónico casero a base de té verde utilizando una infusión con dos bolsitas y dejándola enfriar. Puedes mantenerlo en la nevera en un frasco de cristal y aplicarlo cada mañana con un algodón, así conseguirás refrescar, desinflamar y re-hidratar la piel debido a las propiedades antioxidantes que éste aporta.

  • Colores que iluminan el rostro

La alimentación influye de manera directa no sólo a la salud de nuestro organismo sino también a la salud de nuestra piel. Por ello es tan importante incluir frutas y verduras coloridas y de estación. Cuantos más colores vivos incorpores mejor, ya que el color de los mismos determina el tipo de nutrientes y vitaminas que aportan.

  • El alcohol – un enemigo para la piel

Uno de los muchos efectos del alcohol en nuestro organismo es la deshidratación y con ello la sequedad de la piel. Si bien una copita de vino en la cena es saludabe para nuestro corazón, intenta no excederte si quieres lucir una piel atractiva, radiante y luminosa.

Además de estos sencillos consejos, no olvides beber abundante agua para mantener tu piel hidratada tanto en el interior como en el exterior.