Operación Detox a la vista

Operación Detox a la vista

Los viajes, las reuniones con amigos, las cervecitas, aperitivos, la modificación de horarios, las siestas después de comer y un sueño desordenado probablemente nos han dejado unos kilos de más y la sensación de haber tirado por la borda el resultado de muchos meses de hábitos saludables ya adquiridos. Después de los excesos del verano toca rectificar los “errores” cometidos para poder recuperar el bienestar anterior. Como volver de nuevo a la rutina de las obligaciones, la vuelta al cole y los madrugones no es tarea sencilla, a continuación te proponemos unos sencillos consejos para que nuestro organismo pueda recuperarse de la forma más saludable posible. ¡Toma nota!

 

1- DIETA

Combate los excesos comiendo de forma regular y saludable.

Trata de realizar 4 o 5 comidas al día reduciendo las cantidades, así no sentirás hambre en ningún momento. No se trata de perder los kilos que hayas podido ganar, sino de reequilibrar el organismo.

Durante el verano, la exposición solar es más intensa por lo que es necesario incorporar alimentos antioxidantes (cítricos, sandía, frutos rojos) para disminuir la producción de radicales libres y evitar sufrir foto-envejecimiento.

 

2- DETOXIFICA

Seguro que has oído hablar más de una vez de ella pero, ¿sabes lo que significa? La palabra “detox” proviene de desintoxicación. Consiste en facilitar que los órganos del cuerpo que se encargan de eliminar las toxinas puedan limpiarse de excesos para trabajar mejor.

Por ello es importante prestar especial atención a nuestro hígado, ya que todo lo que comemos debe ser refinado por este.

Algunos de los mejores alimentos para cuidar el hígado son frutas cítricas (pomelo, limón), manzana, aguacate. Verduras depurativas como el apio, alcachofas, rabanitos, endivias, berros, perejil, brócoli, espinacas, espárragos. También es beneficioso incluir hierbas como el diente de león, la albahaca, cúrcuma, cilantro o jengibre y algas que nos ayuden a refrescar el organismo como la wakame o la chlorella, que podemos añadir a nuestros smoothies o ensaladas.

 

3- SÚMATE AL HEALTHY

Cambia las bebidas carbonatadas por té, infusiones, batidos, y los dulces y azúcares refinados por cereales integrales y frutos secos, que te proporcionarán energía durante todo el día.

Añade suplementos nutricionales a tu rutina alimenticia. No sólo contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico sino que te ayudarán a optimizar tu salud.

 

4- MUÉVETE

En verano solemos dejar a un lado nuestra actividad física, por lo que es recomendable retomarla con al menos 30 minutos de ejercicio diario. Recuerda que Roma no se construyó en un día, por lo que cualquier ejercicio, por mínimo que sea, cuenta. Cambia pequeños hábitos como las escaleras en lugar del ascensor o un paseo en lugar del coche, y verás como muy pronto se habrán convertido en parte de tu rutina diaria.

Para completar estos sencillos consejos, acuérdate de descansar de 7-8 horas diarias, evitar cenas tardías y productos que impidan el sueño como la cafeína, los estimulantes, el alcohol y los medicamentos.

 

 

¡Anímate a poner en marcha tu plan detox y cargarte de energía para comenzar el otoño con un cuerpo totalmente recuperado!